Descubre los secretos del Mújol

Mújol

Hoy venimos de desvelar los secretos más jugosos sobre el Mújol, siendo este un pescado característico por su forma ovalada y estrecha.

Este pescado se encuentra en aguas templadas, es una especie muy valorada en la cuenca mediterránea, especialmente desde Catalunya a Murcia.

El Mújol es un pescado que consta de pocas grasas y un importante aporte de proteínas. Para poder sacar todo el sabor de este pescado, se puede hacer al horno y acompañarlo con salsa.


Las propiedades del Mújol


Si estás cometiendo el sobrepeso, este tipo de pescado te ayudará a perder peso.

Siendo un pescado blaco, con un aporte de proteínas ideal para deportistas y para todas estas personas que se están iniciando en un modo de vida más saludable.

El aporte de las proteínas que tiene el Mújol, ayuda a la recuperación y desarrollo muscular de los que los consumen.

Además de una buena cantidad de proteínas y un aporte ideal de grasa “buenas”, el Mújol también es una gran fuente de hierro y yodo especialmente importante para los niños en edad de crecimiento.

mújol

Sabemos que el pescado no es una de las comidas favoritas de los más pequeños de la casa, por lo tanto se debe mencionar que el Mújol se puede servir con diferentes salsas más atractivas para los niños.

Y por si fuera poco este tipo de pescado también tiene un gran aporte de potasio, muy necesario para el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Para los gustos más refinados, que después de leer este artículo tiene antojo de Mújol… Tenemos la solución para poder adquirir este alimento.

En la página web de Mundisa, podréis encontrar las mejores huevas de Mújol también conocido como caviar de Mújol, de todo el sector alimenticio.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.