El complemento perfecto para el solomillo: cebolla caramelizada preparada

La cebolla caramelizada supone un auténtico comodín en cocina, pudiéndose aplicar en infinidad de platos. Todo dependerá de la imaginación de cada uno, y ya sabemos que cocinar tiene un componente creativo muy importante.

Al hablar de combinaciones con la cebolla caramelizada, nos suele venir a la mente el queso de cabra y el foie, por el conocido contraste de sabores. Porque el toque dulce de la cebolla caramelizada, es ideal para acompañar otros alimentos de sabor salado, o con fuerte personalidad. Pero las aplicaciones de este condimento van mucho más allá, como decíamos al comienzo de este artículo. Vamos a verlas.

Aplicaciones de la cebolla caramelizada

Puede estar presente con su delicioso toque en ensaladas,  sandwiches, canapés, carnes, tortillas, hamburguesas, pasta, pizza, quiche, patatas, verduras a la plancha, guarniciones en general…. Pero como decíamos, como más destaca es con el contraste soberbio que aporta a los alimentos salados, y también combinando con el solomillo de cerdo.

En Mundisa, tienda online de productos gourmet y delicatessen para todos los bolsillos, destacan el papel importante de la cebolla caramelizada preparada, sin colorantes ni conservantes. Como la  cebolla caramelizada cortada en juliana, caramelizada y pochada con vinagre de Jerez, un ingrediente habitual dentro de la nueva cocina, dada su tierna dulzura y su versatilidad en el maridaje.

En Mundisa la recomiendan como complemento perfecto para carnes, solomillo de cerdo y foie. Veamos una aplicación práctica en una receta de solomillo.

Receta de solomillo… en buena compañía

El solomillo de cerdo con cebolla caramelizada es un plato ideal para ocasiones especiales, y más fácil de preparar de lo que parece. Sobre todo si se cuenta con cebolla caramelizada ya preparada, como la que se puede comprar en tiendas gourmet como Mundisa: se ahorra tiempo y esfuerzo, pero asegurándose un sabor y textura extraordinarios. Veamos la receta:

Ingredientes para 4 personas:

  •  2 solomillos de cerdo
  •  4 cebollas grandes
  •  1 tarro de cebolla caramelizada preparada
  •  ½ vaso pequeño de aceite de oliva virgen extra
  •  1 cucharadita de sal
  •  3 cucharadas soperas de harina
  •  ½ cucharadita de pimienta negra molida
  •  1 cucharadita de pimentón dulce

Preparación:

Limpiar los solomillos quitándoles la grasa. Colocarlos enteros en una sartén con el aceite de oliva virgen extra, dejando que se durante 8 o 10 minutos, dándoles la vuelta.

Sazonar y añadir la pimienta negra bien molida. 

Cortar los solomillos en filetes de medio centímetro de grosor y colocarlos en el plato sobre un poco de cebolla confitada. Así de fácil, y listo para degustar. ¡Extraordinario!

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.