Receta: Magret de pato con chutney de manzana y pasas

El magret de pato fresco contiene numerosas propiedades para la salud. El consumo de su carne aporta al organismo proteínas, vitaminas y minerales. El magret de pato fresco, aun siendo carne de ave, no se considera carne magra. Sus propiedades son diferentes a la de estos animales.

El pato contiene vitaminas de tipo B que ayudan a regular niveles de estrés y reducen la probabilidad de padecer migrañas. Fortalece el sistema inmune y contribuye en la regulación de los niveles de colesterol. Son una fuente de minerales como el zinc y el selenio que favorecen el funcionamiento del metabolismo celular. El selenio es regulador de la función tiroidea, mientras que el zinc dinamiza y estimula los procesos metabólicos.

Magret de pato. El plato preferido de los franceses

El magret de pato ha sido considerado uno de los platos franceses gourmets más reconocidos mundialmente. El músculo de pechuga de pato cebado con el que en el país vecino elaboraban su preciado foie gras. En sus inicios, esta pieza confitada se preparaba a fuego lento lo que provocaba que quedara seco. Fue en los años sesenta cuando gana su popularidad. El cocinero André Daguin revoluciona su cocción. Cocina poco hecho con la piel crujiente como si fuese un solomillo.

Uno de los requisitos para preparar esta receta es elegir un buen filete de magret. La gran selección de productos de alta calidad Mundisa garantizan un éxito en tu cocina. Su magret de pato fresco entero de 420g es toda una delicia. De un precioso color cobrizo y textura de carne de buey, su carne sorprende las papilas gustativas de todo buen comensal. Su sabor peculiar es una mezcla de dulzura e intensidad.

Una propuesta gastronómica interesante que ha llamado a muchos chefs a desarrollar multitudes de elaboraciones diferentes. Una de las más famosas es el magret de pato con chutney de manzana y pasas.

Ingredientes

2 Magret de pato

4 manzanas

60gr de uvas pasas sultanas

2 cebolletas

30gr de azúcar moreno

50ml de vinagre de Módena

Sal y pimienta

Preparación

Realizamos unos cortes en sus partes grasas en forma de rombos con la ayuda de un cuchillo. A fuego medio disponemos una sartén o plancha con aceite, los incorporamos para dorar lentamente los magrets durante unos 20 minutos. Es el momento de colocar hacia abajo la parte más grasa.

Cuando esté completamente dorada la parte externa iremos retirando la vertiente sobrante de su grasa y reservando en un bol. Una vez que su parte grasa ha quedado crujiente, damos la vuelta al solomillo. Ahora reservaremos 8 minutos para cocer este nuevo lado.

Finalizada la cocción, envolvemos unos 5 minutos el magret en un papel de aluminio. Lo dejamos reposar.

La guarnición

Pelar las manzanas, descorazonar y picar en cuadraditos del mismo tamaño.

Cortar en rodajas finas las cebollas.

Preparar una sartén al fuego con la grasa sobrante reservada de la preparación del magret. Incorporar la cebolla y añadir el azúcar moreno para caramelizar. Cocinar durante 5 minutos.

Agregar las manzanas y las uvas pasas. sofreír todo el conjunto durante 15 minutos a fuego medio.

Cuando las manzanas están blandas, agregamos el vinagre junto a 50ml de agua a temperatura ambiente. Dejamos cocer hasta que su líquido se reduzca a la mitad.

El resultado final

En una fuente servir la carne bien caliente del magret acompañada de las manzanas, pasas y cebolla.

El magret de pato con chutney de manzana y pasas no dejará indiferente a tus invitados. Un plato delicioso que combina el sabor de una carne intensa con el aroma agridulce del chutney.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.